domingo, septiembre 18, 2005

mujeres de ALTO RIESGO

Conversación entre un corredor de seguros y yo:

- Como le va? Le estaba llamando para requerir cotización, acerca de un seguro para mi carro
- Claro, dígame que marca es?
- Bla,bla,bla
- Entiendo, es Usted casada o soltera?
- Perdón y eso que tiene que ver?
- Que la prima es más costosa para las mujeres solteras
-
- Aló, señorita? señorita?



no es fácil...

viernes, septiembre 09, 2005

Absolutamente VENE...


Posted by Picasa

EL_VENE

martes, septiembre 06, 2005

DE NUEVE 10

Las parejas atravesamos un sin fin de problemas, pero en medida de lo posible cuando existe amor o por lo menos confianza o una relación de tiempo es más fácil sobrepasar la mayoría de los contratiempos, sin embargo la situación es aún más complicada si todavía la relación no está consolidada o peor aún cuando se tiene muy poco tiempo y todavía no se sabe con certeza lo que es. En ese caso si existe algún problema no será tan sencillo, pero si ese problema es Sexual es mucho más complicado. Que decisión tomar? La más fácil: Salir corriendo o quizás la más compleja pero a mi parecer la más consciente y responsable: intentar estar o por lo menos tratar que las cosas funcionen.

El punto es: No es nada fácil el establecer una comunicación cuando existe un problema sexual, y aún más si tu pareja cree que todo está bien, que no existe ningún problema y que es absolutamente normal, bien cita el dicho: El Que No Sabe es Como el Que No Ve, si para tu pareja su performance sexual es lo que para él está bien o está acostumbrado entonces el problema se incrementa, porque si en el pasado has disfrutado –tu- una plena relación sexual entonces sabes que algo está mal y esto por más que se evada a la larga (o corta) crea en nosotras una frustración, y hasta una tristeza de tener temor en hablar para no herir a la persona que está con nosotros… Lo que se debe de tener claro es que NADIE tiene la culpa, no existen responsables ya que el problema es para ambos.

En este caso en particular voy a hablar acerca de la DISFUNSION_ERECTIL, algo que me está tocando padecer (bueno en este caso a mi pareja) y créanme el termino es algo que acabo de digerir ya que no tenia conocimiento de su nombre hasta que en mi desesperación lo primero que se me ocurrió fue hacer un research de emergencia en internet, después llamada obligada a mi Psiquiatra ya que siendo médico me puede ayudar con varias cosas, lo primero entender bien que es lo que sucede y por ende el proporcionarme herramientas de cómo manejar esta situación tan delicada para ambos. Mi psiquiatra me dijo una frase que en parte me tranquilizó: Noooo tranquila eso lo padecen de nueve 10 hombres! Claro una manera simpática de hacerme entender que es común - no tomarlo textualmente- y lo más importante: Que tiene solución!

Pensando un poco me he dado cuenta que es alarmante como nuestra cultura puede determinar patrones de conducta o más bien nuestra manera de enfrentar esa clase de situaciones, me explico: Es normal que en generaciones pasadas mujeres que actualmente van de 40 a 60 se conformen de su situación sexual, si nos vamos a las estadísticas gran parte de esas mujeres no conocen que es un Orgasmo (increíble) , para ellas era casi imposible entender que algo iba mal o peor aún en el caso que no se sintieran completamente satisfechas su situación y el tipo de comunicación no les permitía establecer un dialogo con su pareja para tratar de enmendar la situación, en estos tiempos las cosas debo decir que han cambiado, quizás no tanto como quisiéramos pero en honor a la verdad ya las parejas se comunican más en estos casos y tratan de buscar una solución al problema, aunque la infidelidad pareciese que es la solución –para algunos- más fácil y segura.

Que tanto nos comunicamos? Cuando se trata de Sexo es recomendable Callar? Es allí cuando la comunicación se transforma de aliado en un ser Perjudicial para nuestra relación?

Yo, no lo creo. Creo que merece tomar el riesgo de enfrentar la situación, ya que creo firmemente que: Todos merecemos tener una relación sexual satisfactoria, gratificante y sana para las partes.